CUANDO NO TIENES ALGO, IMAGÍNALO

No tengo alas, ni las pretendo dejar crecer para acabar como un mono en algún laboratorio, lo que si puedo es imaginarlas. Sea para volar con la imaginación hasta algún lugar o crear algo que me haga feliz, eso somos capaces de hacer y no hay limites para ello.

¡Imagina que todo es posible! 

 

Deja un comentario